La formación integral de nuestros alumnos exige complementar las actividades formativas en el centro docente con otro tipo de enseñanzas que se desarrollen en un entorno laboral. De ahí la necesidad de colaboración con centros de trabajo para el programa de prácticas, donde se vive una situación real en un entorno productivo similar al que se encontrará el alumno en el futuro, que sirva a la vez como adaptación y como etapa final del proceso de formación. Por otro lado, a través de la formación en centros de trabajo, la empresa tiene participación directa en la evaluación de los futuros profesionales, al mismo tiempo que completa la calidad de las prácticas, la utilidad de las mismas y la adecuación de los contenidos impartidos en la Escuela Superior de Marketing Costa del Sol. Existen dos tipos de prácticas diferentes: curriculares y no curriculares.

Las prácticas curriculares tienen carácter obligatorio y su equivalencia en créditos estará determinada por el correspondiente plan de estudios del título elegido. Este tipo de prácticas se realizará durante el curso académico.

Por otro lado, las prácticas extracurriculares tienen carácter voluntario y los alumnos podrán realizarlas durante su periodo de formación. Esta modalidad de prácticas tiene el mismo fin que las prácticas curriculares, pero no forman parte del correspondiente plan de estudios.

En la Escuela Superior de Marketing Costa del Sol, siempre asesoramos a nuestros alumnos para que la elección del centro de trabajo sea la que más se adecue a su talento y a sus preferencias.

¿Con quién contactar para ampliar información?